Nuestra existencia se parece a un partido de tenis, pero solo con dos tiros: aquel que lleva a la vida y el otro a la muerte.
Son bellos los partidos que se juegan hasta el último set.
Los jugadores se equiparan y el espectáculo está asegurado.
A veces sucede que el público apuesta por uno de los jugadores: nada de mal. Pero si el público decide que se le debe quitar la raqueta al otro jugador entonces no se puede seguir jugando, no hay un vencedor, sólo un perdedor: el público.

Similares
El liderazgo populista de Hugo Chávez Frías
64% Ideas
Como bien lo destaca Steve Ellner, “el triunfo de Hugo Chávez es excepcional, pues aquí se trata de un oficial de rango medio con ideas radicales que ya había liderado un golpe de Estado”. B
El estado y los países: génesis del poder
36% Textos
LA TERGIVERSACIÓN DE UN CONCEPTO. Corre el siglo XXI. El Estado es la forma mundial de organización social. El poder de l
Chickamauga
35% Cuentos
En una tarde soleada de otoño, un niño perdido en el campo, lejos de su rústica vivienda, entró en un bosque sin ser visto. Sentía la nueva felicidad de escapar a toda vigilancia, de andar y explorar a la ventura, porque s
El guardagujas
32% Cuentos
El forastero llegó sin aliento a la estación desierta. Su gran valija, que nadie quiso cargar, le había fatigado en extremo. Se enjugó el rostro con un pañuelo, y con la mano en visera miró los rieles que se perdían en el
El Aleph
31% Cuentos
O God, I could be bounded in a nutshelland count myself a King of infinite space.Hamlet, II, 2Oh Dios! Podría estar atrapado en una cáscara de nuez, y tenerme en cuenta como rey del espacio infinito.Hamlet, II, 2But they