Invencibles
Amor, nosotros somos invencibles.

De historia y pueblo estamos hechos.
Pueblo e historia conducen al futuro.

Nada es más invencible que la vida;
su viento infla nuestras velas.

Así triunfarán pueblo, historia y vida
cuando nosotros alcancemos la victoria.

Amanece ya en la lejanía de nuestras manos.
Y la aurora se despierta en nosotros,
porque somos los constructores
de su casa, los defensores de sus luces.

Ven con nosotros que la lucha continua.
Levanta tu orgullo miliciano, muchacha.

¡Nosotros venceremos, mi dulce compañera!

Créditos
 • Otto Rene Castillo •
 • Invencibles •
 • Pinterest •   •  •

Similares
 ⋯ El liderazgo populista de Hugo Chávez Frías
100% IdeasThomas Colombet
Como bien lo destaca Steve Ellner, el triunfo de Hugo Chávez es excepcional, pues aquí se trata de un oficial de rango medio con ideas radicales que ya había liderado un golpe de Estado. Buena parte del presente trabajo gira alrededor de la siguiente preg⋯

 ⋯ Ser anfibio
60% Julián PeragónRutas
Cuando nacemos somos como un pequeño animal anfibio torpemente surgiendo de su medio acuoso que se le ha ido quedando pequeño y emerge con dolor a otro enormemente más grande y desconocido. Salimos de un oasis fusional para abocarnos, sin más armas que nu⋯

 ⋯ Entrevista a Claudio Naranjo
54% Autores VariosRutas
El pasado 24 de octubre, Claudio Naranjo dio una charla en el Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona sobre las etapas del desarrollo del ego a través de un clásico taoísta, los episodios del viaje del Rey Mono, compuesto por Wu Cheng en el siglo XVI⋯

 ⋯ El último rostro
52% Álvaro MutisCuentos
El último rostro es el rostro con el que te recibe la muerte. Las páginas que van a leerse pertenecen a un legajo de manuscritos vendidos en la subasta de un librero de Londres pocos años después de terminada la segunda guerra mundial. Formaron parte esto⋯

 ⋯ Monólogo
51% CuentosEnder Rodríguez Molina
Y aquí ando de nuevo muy, pero muy jodido entre ramales. Veo angustias acostumbradas en el polvo de esta calle mía, terca y torpe, golpeando las puntas del pasto verde torturado. No he nacido en las costillas blandas de la montaña que piso. Yo más bien, s⋯