Diónisos y Sócrates: su oposición
Una clave del ser de Sócrates nos es ofrecida por aquel prodigioso fenómeno designado como «daimónion de Sócrates». En situaciones especiales, cuando su tremendo intelecto vacilaba, encontraba un firme sostén gracias a una voz divina que en tales momentos se expresaba. Esta voz, cuando viene, siempre disuade. La sabiduría instintiva se muestra en esta naturaleza enteramente anormal únicamente para enfrentarse acá y allá al conocer consciente poniéndole trabas. Mientras que, por el contrario, en todos los hombres productivos el instinto es precisamente la fuerza creadora y afirmativa, conduciéndose la conciencia de manera crítica y disuasiva, en Sócrates se convierte el instinto en crítico, la conciencia, en creador –¡una verdadera monstruosidad per defectum! […]

Sócrates, el héroe dialéctico del drama platónico, nos recuerda a la naturaleza! afín del héroe euripideo, el cual tiene que defender sus acciones con argumentos y contraargumentos, corriendo así tantas veces el peligro de perder nuestra compasión trágica: pues quién iba a desconocer el elemento optimista en la esencia de la dialéctica, el cual en cada razonamiento se celebra a sí mismo con júbilo y no puede respirar más que en unas frías claridad y consciencia: elemento optimista que, una vez penetrado en la tragedia, tiene que asfixiar poco a poco las regiones dionisíacas de ésta y empujarla necesariamente a la autoaniquilación – hasta el salto mortal que acaba en el espectáculo burgués. Basta con tener presentes las consecuencias de las frases socráticas: «La virtud es el saber; se peca sólo por ignorancia; el virtuoso es el feliz», en estas tres formas fundamentales del optimismo reside la muerte de la tragedia. Pues que ahora el héroe virtuoso tiene que ser un dialéctico, ahora tiene que existir un lazo necesario y visible entre la virtud y el saber, entre la fe y la moral, ahora la solución trascendental de la justicia dada por Esquilo está rebajada al trivial e insolente principio de la «justicia poética», con su habitual deus ex machina. […]

La dialéctica optimista expulsa de la tragedia con el látigo de sus silogismos a la música: esto es, destruye la esencia de la tragedia, esencia que únicamente se puede interpretar como una manifestación y una conversión en imagen de estados dionisíacos, como simbolización visible de la música, como el mundo onírico de una embriaguez dionisíaca.

Créditos
 • Friedrich Nietzsche •
 • El nacimiento de la tragedia •
 • Pinterest •   •  •

Similares
 ⋯ El liderazgo populista de Hugo Chávez Frías
139% IdeasThomas Colombet
Como bien lo destaca Steve Ellner, el triunfo de Hugo Chávez es excepcional, pues aquí se trata de un oficial de rango medio con ideas radicales que ya había liderado un golpe de Estado. Buena parte del presente trabajo gira alrededor de la siguiente preg⋯

 ⋯ Entrevista a Claudio Naranjo
131% Autores VariosRutas
El pasado 24 de octubre, Claudio Naranjo dio una charla en el Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona sobre las etapas del desarrollo del ego a través de un clásico taoísta, los episodios del viaje del Rey Mono, compuesto por Wu Cheng en el siglo XVI⋯

 ⋯ Diónisos y Apolo: su conciliación
117% FilosofíaFriedrich Nietzsche
Habremos ganado mucho para la ciencia estética cuando hayamos llegado no sólo a la inteligencia lógica, sino a la seguridad inmediata de la intuición de que el progresivo desenvolvimiento del arte está ligado a la duplicidad delo apolíneo y lo dionisíaco:⋯

 ⋯ Visibilizando al enemigo EE. UU. vs. América Latina
99% PolíticaRóbinson Salazar
La nueva estrategia militar norteamericana hacia América Latina, consiste en construir socialmente el enemigo bajo tres parámetros: Terrorismo, Populismo Radical y Narcotráfico, cuyos ejes cumplen la función de ligar toda actividad política popular o de in⋯

 ⋯ La epistemología
73% Autores VariosFilosofía
La epistemología (del griego episteme, conocimiento, y logos, estudio) es la rama de la filosofía cuyo objeto de estudio es el conocimiento. La epistemología, como teoría del conocimiento, se ocupa de problemas tales como las circunstancias históricas, ps⋯