⋯ Ulises, harapiento, es reconocido por su viejo perro Argos. Hace 2800 años, en la Odisea, XVII, 301, Homero escribió: Enoèsen Odyssea eggus eonta. Palabra por palabra: pensó a Ulises en aquel que avanzaba hacia él. La escena es asombrosa porque ningún hombre y ninguna ⋯