Jean-Michel Basquiat
Incapaz el espíritu de mantenerse por si mismo en pie, busca una tabla donde salvarse del naufragio y escruta en trono, con humilde mirada de can, alguien que le ampare. El alma supersticiosa es, en efecto, el can que busca su amo. Ya nadie ⋯