Azul

Azul de aquella cumbre tan lejana
hacia la cual mi pensamiento vuela,
bajo la paz azul de la mañana,
¡color que tantas cosas me revela!

Azul que del azul del cielo emana,
y azul de este gran mar que me consuela,
mientras diviso en él la ilusión vana
de la visión del ala de una vela.

Azul de los paisajes abrileños,
triste azul de mis líricos ensueños,
que me calman los íntimos hastíos.

Sólo me angustias cuando sufro antojo
de besar el azul de aquellos ojos
que nunca más contemplarán los míos.


Créditos
 • Cruz María Salmerón Acosta •
 • Pinterest •   •  •

Similares
 ⋯ ¿Por qué da miedo el eterno retorno?
23% FilosofíaFriedrich Nietzsche
No era éste el madero de martirio a que yo estaba sujeto, no el que yo supiese: el hombre es malvado – sino que yo grité como nadie ha gritado aún: «¡Ay, qué tremendamente pequeñas son sus peores cosas! ¡Ay, qué tremendamente pequeñas son sus mejores cosa⋯

 ⋯ El Aleph
9% CuentosJorge Luis Borges
O God, I could be bounded in a nutshelland count myself a King of infinite space.Hamlet, II, 2Oh Dios! Podría estar atrapado en una cáscara de nuez, y tenerme en cuenta como rey del espacio infinito.Hamlet, II, 2But they will teach us that Eternity is the⋯

 ⋯ El liderazgo populista de Hugo Chávez Frías
9% IdeasThomas Colombet
Como bien lo destaca Steve Ellner, el triunfo de Hugo Chávez es excepcional, pues aquí se trata de un oficial de rango medio con ideas radicales que ya había liderado un golpe de Estado. Buena parte del presente trabajo gira alrededor de la siguiente preg⋯

 ⋯ El último rostro
8% Álvaro MutisCuentos
El último rostro es el rostro con el que te recibe la muerte. Las páginas que van a leerse pertenecen a un legajo de manuscritos vendidos en la subasta de un librero de Londres pocos años después de terminada la segunda guerra mundial. Formaron parte esto⋯

 ⋯ Monólogo
8% CuentosEnder Rodríguez Molina
Y aquí ando de nuevo muy, pero muy jodido entre ramales. Veo angustias acostumbradas en el polvo de esta calle mía, terca y torpe, golpeando las puntas del pasto verde torturado. No he nacido en las costillas blandas de la montaña que piso. Yo más bien, s⋯