Así habló el maestro programador:
Después de tres días sin programar, la vida pierde sentido…

El discípulo preguntó al Maestro: “Este es un programador que nunca diseña, documenta o prueba sus programas. Sin embargo, todos los que lo conocen lo consideran uno de los mejores programadores del mundo. ¿Por qué es esto?

El Maestro responde: “Ese programador ha alcanzado la maestría del Tao. Ha ido más allá de la necesidad de un diseño; no se enoja cuando el sistema se cae, pero acepta al universo sin preocupación. Ha ido más allá de la necesidad de documentación; no le importa si alguien más ve su código. Ha ido más allá de la necesidad de pruebas; cada uno de sus programas son perfectos en sí mismos, serenos y elegantes, su propósito es auto-evidente. Realmente, él ha penetrado en el misterio del Tao“.

Crediti
    —  Libro segundo: Los maestros ancianos


Similares
Homenaje a Steve Jobs de Apple
15% Rutas
Steve Jobs es probablemente uno de los mejores innovadores de nuestro tiempo y la noticia de su muerte ha entristecido a todo el mundo. Se ha ido, pero nos ha dejado un gran legado. Ha revolucionado la informática tanto en
El ABC del comunismo libertario
10% Ideas
Considero al anarquismo como la más racional y práctica concepción de la vida social en libertad y armonía. Estoy convencido de la ineludibilidad de su realización en el curso del desarrollo humano. El capitalismo continua
La percepción del cuerpo del otro
9% Autores
La deserotización es el peor desastre que la humanidad pueda conocer, porque el fundamento de la ética no está en las normas universales de la razón práctica, sino en la percepción del cuerpo del otro como continuación se
I would like
9% Apuntes
Me gusta la libertad, la verdad (el concepto y no su horrible forma actual), la verdadera justicia (no aquella hipotética divina, ni siquiera aquella mentirosa, hipócrita y violenta de las leyes, los tribunales y las polic
Asnos estúpidos
9% Cuentos
Naron, de la longeva raza rigeliana, era el cuarto de su estirpe que llevaba los anales galácticos. Tenía en su poder el gran libro que contenía la lista de las numerosas razas de todas las galaxias que habían adquirido el