Lo que yo deseo, la fuerza que yo busco, no es aquella que te lleva a perder o a ganar. Tampoco quiero una muralla para repeler las fuerzas que lleguen del exterior. Lo que yo deseo es una fuerza que me permita ser capaz de recibir todo cuanto proceda del exterior y resistirlo. Fortaleza para resistir en silencio cosas como la injusticia, el infortunio, la tristeza, los equívocos, las incomprensiones.

Créditos
    — Haruki Murakami
    —  Kafka en la orilla


Similares
La pluralidad de afectos
7% Citario
La experiencia susurra al oído que la fidelidad es imposible, que la monogamia es una ilusión y que las leyes del deseo triunfan siempre sobre las leyes de la costumbre. La inocencia grita que el amor sólo puede ser libre,
Mientras siga muerto sigo en vela
6% Autores
Texto Silvio Rodriguez [icon name=”envira” tit
Ante la ley
5% Cuentos
Ante la ley hay un guardián. Un campesino se presenta frente a este guardián, y solicita que le permita entrar en la Ley. Pero el guardián contesta que por ahora no puede dejarlo entrar. El hombre reflexiona y pregunta si
Esa mujer…
4% Cuentos
Llovía intensamente y hacía mucho frío. La helada de la mañana calaba los huesos, y el dolor del corazón solo hacía más cruenta esa tortura.Luego de un fuerte baño caliente, Martín se acercó al espejo y se observó detenida
¿Cómo hacerte saber…
4% Citario
Que siempre hay tiempo Que uno tiene que buscarlo y dárselo Que nadie establece normas salvo la vida Que la vida sin ciertas normas pierde forma Que la forma no se pierde con abrirnos Que abrirnos no es amar indiscriminada