Comprendo que a pesar de su envoltorio espontáneamente anacrónico y del lujo verbal fuera de época – y muy especialmente mía, la Argentina de los años cuarenta – escribí de un modo abstracto aquello que más tarde intentaría comprender y expresar en el interior de la realidad que me envolvía. Ahora como entonces, sigo creyendo que el Minotauro – es decir, el poeta, la criatura doble, capaz de percibir una realidad diferente y más rica que la realidad habitual – no ha dejado de ser ese monstruo que los tiranos y sus partidarios de todos los tiempos temen y odian y quieren aniquilar para que su palabra no llegue a las orejas del pueblo y no derrumbe las murallas que los encierran en sus redes de leyes y de tradiciones petrificantes.

Crediti
    — Julio Cortázar
    —  …en ocasión del prólogo para la versión francesa, en 1982 de su obra “Los Reyes”


Similares
La conquista del pan
11% Ideas
El bienestar para todos no es un sueño. Es posible, realizable, después de lo que han hecho nuestros antepasados para hacer fecunda nuestra fuerza de trabajo. Mas para que el bienestar llegue a ser una realidad, es preciso
Tristán e Isolda
10% Libros
Tristán e Isolda es una leyenda del ciclo arturiano que cuenta la historia de amor entre un joven llamado Tristán y una princesa irlandesa llamada Isolda, conocida popularmente como «La blonda» (la rubia), para distinguirl
Poesia de un hombre desesperado
6% Citario
El 15 de agosto de 1964, cuando entregaba a un grupo de trabajadores reconocimientos por su actitud de vanguardia en el trabajo, aclaraba que el poema no era de su autoría, sino «de un hombre desesperado (…) un viejo poeta
Ni el sexo ni la muerte
6% Libros
“Ni el sol ni la muerte pueden mirarse fijamente”, escribió François dela Rochefoucauld. Y, cuando menos, esto los diferencia del sexo: pues pocos son los hombres y las mujeres que le temen y se privan de mirarlo fijamente
El laberinto
6% Fragmentos
Zeus no podría desatar las redes de piedra que me cercan. He olvidado los hombres que antes fui; sigo el odiado camino de monótonas paredes que es mi destino. Rectas galerías que se curvan en círculos secretos al cabo de l