El bienestar para todos no es un sueño. Es posible, realizable, después de lo que han hecho nuestros antepasados para hacer fecunda nuestra fuerza de trabajo. Mas para que el bienestar llegue a ser una realidad, es preciso que el inmenso capital deje de ser considerado como una propiedad privada, del que el acaparador disponga a su antojo. Es menester que el rico instrumento de la producción sea propiedad común, a fin de que el espíritu colectivo saque de él los mayores beneficios para todos.

Crediti
    — Piotr Kropotkin
    —  La conquista del pan
    —  http://goo.gl/ySeFW


Similares
Los defensores del trabajo
10% Citario
En la exaltación del trabajo, en los incansables discursos acerca de la bendición del trabajo veo la misma oculta intención que se esconde en las alabanzas de las acciones impersonales de utilidad común: el miedo de toda r
Ezequiel
8% Fragmentos
El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por las injusticias de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débil
Altruismo y egoísmo
8% Ineditos
Después de hojear una cuantas páginas de Umberto Gallimberti – y por eso no me gusta mucho – me empiezan a surgir preguntas para lograr descrubrir la realidad del otro a través de uno mismo, que es siempre limitado y cond
Desobediencia civil
6% Ideas
La desobediencia civil puede entenderse como el no acatamiento de aquellas leyes consideradas contrarias a la justicia y la actuación, dentro de la legalidad, para dificultar los planes autoritarios del Estado. [expand tit
El ABC del comunismo libertario
6% Ideas
Considero al anarquismo como la más racional y práctica concepción de la vida social en libertad y armonía. Estoy convencido de la ineludibilidad de su realización en el curso del desarrollo humano. El capitalismo continua