Me gusta la libertad, la verdad (el concepto y no su horrible forma actual), la verdadera justicia (no aquella hipotética divina, ni siquiera aquella mentirosa, hipócrita y violenta de las leyes, los tribunales y las policías), la naturaleza, el planeta, el universo, las personas verdaderas, los libros, la cultura, la sabiduría, el conocimiento, la conciencia.
Quisiera un mundo sin dinero, sin fronteras, sin dominadores y dominados, sin poderes, sin gobiernos, sin cemento, sin televisores, sin contaminación; un mundo hecho de pequeñas comunidades auto-organizadas y los mas posible auto-suficientes, que vivan del trueque, de energía limpia y renovable, con la tecnología al servicio del real bienestar de la naturaleza, y por lo tanto de la humanidad.
Quisiera un mundo basado en el crecimiento espiritual interior del hombre sobre la base del autónomo estudio de sí mismo y de las siempre presentes, hasta hoy casi ignoradas, leyes de la naturaleza y no de la charlatanería de las instituciones religiosas y legislativas.
Quisiera un mundo humano y naturalístico, o sea, una humanidad activa, emprendedora, decidida e implacable en el objetivo; inteligente, sabia y consciente, ahora y una vez alcanzada esta meta.

Similares
La pluralidad de afectos
10% Citario
La experiencia susurra al oído que la fidelidad es imposible, que la monogamia es una ilusión y que las leyes del deseo triunfan siempre sobre las leyes de la costumbre. La inocencia grita que el amor sólo puede ser libre,
Las redes sociales nos hacen únicos
9% Ideas
Con toda certeza no ha habido a lo largo de la evolución un avance más insospechable y decisivo a la vez como el impacto de las interacciones de las redes sociales. Nos referimos al papel creador e innovador del intercamb
El deshecho de la culpa
8% Fragmentos
Dar la Palabra, Jurar, hacer una Promesa es un acto de consecuencias dramáticas. Era dramático en el pasado, así como lo es hoy en día entre las fes, cultos y mentalidades tradicionales; dar la palabra en un juramento ata
Discurso comunista
7% Ideas
La brecha entre ricos y pobres se ha ensanchado tremendamente en los últimos tiempos. El valor de los bienes de los tres estadounidenses más ricos sobrepasa el dinero que logran producir los 48 países menos desarrollados.
El Tao de la Programación
6% Fragmentos
Así habló el maestro programador: Después de tres días sin programar, la vida pierde sentido… El discípulo preguntó al Maestro: “Este es un programador que nunca diseña, documenta o prueba sus programas. Sin embargo, tod