El hombre imaginario vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes imaginarias sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar el corazón del hombre imaginario…

Créditos
    —  Nicanor Parra Sandoval


Similares
El laberinto
11% Fragmentos
Zeus no podría desatar las redes de piedra que me cercan. He olvidado los hombres que antes fui; sigo el odiado camino de monótonas paredes que es mi destino. Rectas galerías que se curvan en círculos secretos al cabo de l
El deshecho de la culpa
8% Fragmentos
Dar la Palabra, Jurar, hacer una Promesa es un acto de consecuencias dramáticas. Era dramático en el pasado, así como lo es hoy en día entre las fes, cultos y mentalidades tradicionales; dar la palabra en un juramento ata
No soy malo
8% Libros
Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo. Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera
Monólogo
5% Cuentos
Y aquí ando de nuevo muy, pero muy jodido entre ramales. Veo angustias acostumbradas en el polvo de esta calle mía, terca y torpe, golpeando las puntas del pasto verde torturado. No he nacido en las costillas blandas de la
La práctica de la ayuda mutua
5% Rutas
[…] ni los poderes aplastantes del estado centralizado, ni las enseñanzas del odio mutuo y de la lucha sin piedad que, adornadas con los atributos de la ciencia, se extraen de complacientes filósofos y sociólogos, podrán a