La brecha entre ricos y pobres se ha ensanchado tremendamente en los últimos tiempos. El valor de los bienes de los tres estadounidenses más ricos sobrepasa el dinero que logran producir los 48 países menos desarrollados. Diez millones de niños mueren cada año de desnutrición y enfermedades curables.

El huracán Katrina sacó al descubierto cuán avanzadas estaban la explotación de clase y la discriminación racial en un país donde 40 millones de personas trabajadoras viven en la pobreza: una sociedad que tiene servicios de salud deficientes y desiguales, y un sistema penal lleno de negros y latinos… A pesar de los conocimientos y la tecnología avanzada, el gobierno no puede movilizar a la población a solucionar problemas básicos como brindar ayuda a los damnificados de desastres naturales.

Para no irnos muy lejos, tan sólo veamos las etiquetas de las zapatillas que usamos, o la procedencia de los artefactos que poseemos: los producen mano de obra explotada de todos los rincones del planeta.

¿Qué es lo que necesitamos? ¿Qué podemos hacer frente a estos problemas que afectan a nuestra actual sociedad? ¿Qué es lo que queremos?

La base económica de la sociedad y la cultura actual moldean el modo de pensar, la conducta y los valores de las personas. El capitalismo se basa en la competencia económica y la acumulación privada de ganancias, mientras que sus leyes económicas e instituciones premian el egoísmo, la avaricia y el individualismo. Tales cualidades no son propias del ser humano, sino que nos las plasman por medio de la sociedad.

Necesitamos superar las distinciones de clase, abolir los sistemas y relaciones de explotación, acabar con las instituciones sociales de opresión u las relaciones de desigualdad social, dejar atrás otodas aquellas ideas retrógradas y presivas que impiden el desarrillo de nuestra sociedad… Hoy más que nunca se necesita de una recolución comunista, centrar el poder en el pueblo.

Al mismo tiempo, el hablar de comunismo suena un tanto utópico. No se puede dar de la noche a la mañna, es un proceso que demandaría tiempo, pues al hablar de comunismo nos referimos a un estado ideal de la sociedad. Así se imponga este sistema de gobierno, no sería de mucha ayuda para alcanzar los objetivos. Primero tenemos que hacer un análisis de lo que ocurre a nuestro alrededor, abrir los ojos antes nuestra relaidad, tomar conciencia y cambiar de mentalidad.

El principal agente de cambio para esta situación somos nosotros, y depende de cada uno, ser parte del cambio que nos llevaría a mejorar como sociedad, crecer en valores y sobre todo, crecer como personas.

Créditos
    —  Maria Fernanda Carrillo
    —  DanielK78


Similares
El ABC del comunismo libertario
11% Ideas
Considero al anarquismo como la más racional y práctica concepción de la vida social en libertad y armonía. Estoy convencido de la ineludibilidad de su realización en el curso del desarrollo humano. El capitalismo continua
El ejercicio de la autoridad
10% Fragmentos
La autoridad es racional cuando se basa en la competencia, y ayuda a crecer los que lo apoyan. La autoridad cuando es irracional sino que se basa en el poder y sirve para llegar a la persona que está subordinado. La mayorí
I would like
10% Apuntes
Me gusta la libertad, la verdad (el concepto y no su horrible forma actual), la verdadera justicia (no aquella hipotética divina, ni siquiera aquella mentirosa, hipócrita y violenta de las leyes, los tribunales y las polic
Saramago y la conciencia
8% Ideas
Conciencia no es un sistema económico. No es la organización del mercado. No es un régimen político nuevo. Pero es algo más que todo eso. Es la conciencia que hay que tener contra todo y contra todos los que precisamente e
Apuntes sobre Jane Austen y su tiempo
8% ApuntesIneditos
Jane Austen es una de las escritoras más populares de todos los tiempos: no obstante esto, las informaciones sobre su vida son pocas y fragmentadas. En los pocos epistolarios que han quedado, de las 3000 cartas escritas, l