Dar la Palabra, Jurar, hacer una Promesa es un acto de consecuencias dramáticas. Era dramático en el pasado, así como lo es hoy en día entre las fes, cultos y mentalidades tradicionales; dar la palabra en un juramento ata a uno de cierta manera, tomando a los espíritus como testigos de la verdad. Encontramos contrastes en este ámbito desde Epicuro, quien consideraba que las amistades eran una forma de amor que danzaba alrededor del mundo y que sustentaba nuestro ser. Traicionar la amistad en forma de daño, mentiras, engaños o traición para él era visto como la clave de la desgracia en su depravada carencia de honor. Para Epicuro era mejor acabar la vida de uno que traicionar a un amigo.
El hombre moderno ya tiende a no dar el mismo valor a los juramentos y las promesas. Las promesas y los votos se rompen fácilmente en referencia a alguna estrategia de auto justificación o la demonización del otro. Curiosamente las promesas rotas a menudo vienen seguidas de acciones punitivas sobre el otro por medio de aquel que se siente culpable de romper el juramento o la promesa. Esta culpa toma forma de auto justificación. En lugar de admitir la culpa uno busca explicar las razones por las cuales se ha roto la promesa y miente acerca de los fallos del otro, reales o imaginarios. La verdad empieza a distorsionarse y a ser distorsionada en algo que el culpable puede condenar, en un acto de deshecho de la culpa que se pega como las moscas atraidas a las heces.

Similares
I would like
12% Apuntes
Me gusta la libertad, la verdad (el concepto y no su horrible forma actual), la verdadera justicia (no aquella hipotética divina, ni siquiera aquella mentirosa, hipócrita y violenta de las leyes, los tribunales y las polic
Ceguera fundamental de los hechos
8% Fragmentos
Cuando estaba bajando la escalera de caracol de un barco, se le ocurrió que quizá las moléculas de las proteínas viajaran así, en espiral y sobre suelo ondulado; y eso resultó ser un hallazgo científico. Cuando descubrió q
Altruismo y egoísmo
7% Ineditos
Después de hojear una cuantas páginas de Umberto Gallimberti – y por eso no me gusta mucho – me empiezan a surgir preguntas para lograr descrubrir la realidad del otro a través de uno mismo, que es siempre limitado y cond
El Tao de la Programación
6% Fragmentos
Así habló el maestro programador: Después de tres días sin programar, la vida pierde sentido… El discípulo preguntó al Maestro: “Este es un programador que nunca diseña, documenta o prueba sus programas. Sin embargo, tod
Fenomenología trascendental
6% Ideas
Edmund Husserl es el fundador de la fenomenología trascendental, que es ante todo un proyecto de renovar a la filosofía para hacer de ella una ciencia estricta y una empresa colectiva. Como forma de entender la filosofía,